lunes, 11 de julio de 2011

Paris - Etampes

Nos levantamos sobre las 7 de la mañana, preparamos todo y arrancamos para encontrarnos con puntualidad británica con Juan a las 8 en Notre Dame.





Después de unas fotos dimos una vuelta por París, no son antes pasar por la Tour de Saint Jacques, hasta que, a las 10 de la mañana, comenzamos la travesía desde el mismo Notre Dame. Pasamos por el Louvre, la Torre Eiffel, Trocadero, Arco de Triunfo,...


















Salimos de la populosa capital gala por calles y carreteras con más o menos tráfico, siguiendo el track que elaboró Javier Piris, zinaztli en los foros, a mano alzada según las indicaciones de la guía Rando.

La etapa de hoy ha sido casi toda por asfalto salvo en pocas ocasiones, ya llegando a Etampes, con pistas en medio bosques preciosos.



Un momento curioso del día fue cuando Juan preguntó "Te acuerdas de tu madre?" Y ella respondió, tras una leve pausa "Bueno... sí". Nos echamos a reír los dos por esa pausa pensativa. Y después ella también soltó una carcajada.

El llano ha sido predominante con la salvedad de tres tachuelas. La última, a 2 km del final, corta pero intensa y divertida para algunos y una cruz para otra. La subida minó las escasas fuerzas de Agueda. La mala alimentación y el escaso sueño acumulado hizo el resto. Una pájara, la primera de su vida y no será la última. Son pulsos que tiene que ir venciendo.










Llegamos a Etampes y estuvimos esperando por el padre Damián, en el albergue de la iglesia de Notre Dame. Muy atento y con el albergue muy preparado con cocina repleta, refectorio,... Así es una maravilla. Deberían aprender muchos albergues españoles. Cuando esté en Ourense incorporare su teléfono y email.

Cenamos en el albergue un mucho de pasta preparada por Juanillo y después dimos un garbeo.




A la vuelta al albergue volvieron los miedos ante la aventura. Todo es psicológico, un poco de cansancio, y la cabeza dando vueltas, uno quiere irse para casa. Sí bien, superada esta adversidad todos tiramos para adelante.

Esta vida tiene muchos sufrimientos y alegrías, debemos superar esos momentos difíciles sin tirar la toalla al primer contratiempo. La superación de las dificultades nos hace más fuertes. Lo que hay que hacer es apoyar, dar ánimos, hacer piña.

SALud desde Etampes.

1 comentarios:

ariscal dijo...

Vamos Águrda, que vas a superar el camino con matrícula de honor, además tienes la suerte de ir con una magnífica compañía.