viernes, 26 de marzo de 2010

Castro - Padrón (Fonsagrada) Bis

Repito la entrada, a ver si esta vez sale entera.




Esta vez no fue ni malestar ni que la bici no quisiera, hoy la climatología fue la que me ganó la mano y, usando el argot futbolero, por goleada.

Despierto varias veces en la noche por el ruido del viento. Me levanto a las ocho y llueve, me aseo y me visto de paisano para preparar el desayuno. Mientras estoy desayunando se levanta Ricardo y su hijo Oscar. Ricardo me pregunta con ironía si llevo cadenas, informandome que en El Acebo amaneció nevado. Preparo la limonada alcalina y me voy a cambiar y preparar las alforjas. Cuando ya estoy listo, veo que Begoña está también levantada.

Me ofrece alimentos para el viaje y acepto fruta. En vista de la barbaridad de lluvia que estaba cayendo, insiste en que si hace falta que los llame e irán raudos a auxiliarme. Le di las gracias y me despido de estas personas tan atentas.

Subo por carretera con un impresionante viento en contra y lluvia. Mucho más fuerte que el de la jornada pasada. La pendiente se va pronunciando más y con golpes de viento fuertes. Son solo 7 km pero ya se ven las montañas nevadas ahí, a nada. Yo erre que erre en plato mediano con una pendiente superior a los anteriores puertos.









Cuando estoy cerca del alto tengo que bajar al platín de lo que empuja el viento. La lluvia amaina y casi para. El viento parece que cesa y vuelvo al plato mediano.

Al llegar a Bustelo del Camin, el Camino cruza la carretera y unos peregrinos me saludan. Ellos van a mi izquierda por el camino original y completamente nevado. Sigo de frente y al poco llego al Alto del Acebo 1030 m. Hago unas fotos y sigo que hace un frio del carajo. Desciendo un poco, cruzo la división política autonómica, ya estamos en Galicia, y se vuelve a subir y recuperamos cota hasta llegar a los 1050 m. donde un nuevo cartel indica Alto Do Acevo, será la version gallega, digo yo.

El viento y la lluvia arrecian a limites insospechados haciendome un daño atroz en la cara. Noto que los pies empiezan a ir calados. El resto va húmedo pero sin importancia excepto los guantes. El frio se va apoderando de mi sobre todo en los pies.
















Puerto del Acebo



Sigo avanzando a duras penas con cuidado por las rachas de aire y para que el frio no produzca una hipotermia. Las botas son charcos en su interior y lo que es peor, helados. En medio de la bajada tengo que guarecerme de lo que nos está cayendo. Mi madre!!! Arriba estábamos a 2 grados y aquí no mucho más. Me estoy enfriando así que tengo que proseguir con lluvia excesivamente fuerte. Es todo carretera en bajada, el viento me frena así que tengo que dar pedales y así también mantengo la temperatura corporal.

Por fin veo A Fonsagrada y en un alto, leches! Que voy congelado! Los pies se ahogan en las botas, con una temperatura igual a la del Mar del Norte. Por fin llego, paro en el primer bar a calentarme con un te caliente con limón y un acuarius. La parada me enfria y me voy rapidamente al Albergue a decidir que hago, situado en Padrón, a 1,6 km. despues de Fonsagrada.


Fons Sacrata. A Fonsagrada


Al llegar ya hay varios peregrinos que han tenido que bajar en coche, unos llamando a un taxi y otros en un todoterreno que pasaba por allí. Hasta la nieve les cubría. Nada que decidir ante una cama una ducha y la posibilidad de secar las botas. Así pues, duchita y a sanear las botas lo primero, después la ropa, y luego a analizar la jugada.

En la cocina del Albergue los caminantes se preparan a yantar a base de latas mientras yo me siento en la salita analizando lo que voy a hacer. Me entra la hambruna y charlo sobre ello con Bruno, el hospitalero de Protección Civil, ofreciéndose muy amablemente a llevarme y después a recorgerme a un restaurante de Fonsagrada.

Una vez yantado, vuelvo a sanear las botas para que sequen lo antes posible. Las horas van pasando... Y por la tarde el dia mejora una barbaridad pero en ese estado no se podía seguir.

SALud desde Padrón

3 comentarios:

rebekop dijo...

Mañana no quiero una llamada a Amparo (alias), hay que coger el avituallamiento y seguir con la escapada.
Un abrazo y fuerza para seguir luchando contra todo.

mariadelao dijo...

Hola Calan! qué valor tienes con los desniveles que hay por ahí y la lluvia encima golpeando ! estais hechos de una pasta especial o es que el pulpo de Galicia es mejor que 4 redbules . Venga muchos animos y corage! Un fuerte abrazo
ciao

Anónimo dijo...

Si tiras a Melide ,el camino se las trae.Ten cuidadin con socavones que haberlos hay.