viernes, 19 de marzo de 2010

Vecilla - Pola de Gordon

Como primer día, las sensaciones son buenas. Todo salió según lo previsto. Estuve pensando en lo que tenía que pensar, más bien, en quién.


Diana a las 6:15 para poder salir a las 7:00, con un buen desayuno en casa. A las 7:00 aún era de noche por lo que retrasé la salida media hora. Una lluvia fina me saludaba la cara. Tranquila pero sin pausa hasta bien avanzada la mañana. Hice fotos de la salida y hasta pasé a saludar a Antonio, el panadero de San Román el Antiguo, uno de los pueblos de la ruta. Tiene una torta para chuparse los dedos.










Paso por Hospital de Orbigo y sello la credencial. El hospitalero al decir que voy no sólo voy a visitar al Señor y a su Criado, se sorprende. También visitaré a un antepasado del Señor, el Rey David, que preside la entrada principal de la catedral de Ourense; sí, esa de las escalinatas grandes por donde se accede al Pórtico del Paraíso.

Sigo mi camino y al pasar por Villar de Mazarife, sello la credencial. Sigue lloviendo y parece que arrecia. Poco antes de llegar a Chozas, un barro arcilloso se adosa a mis ruedas y a la hoquilla y al cuadro, como si de un viajero más se tratase. Era tanto que las ruedas no giraban. Estoy me retrasó un poco hasta que pude limpiar esa porquería.

Continuo y paso por Fresno del Camino, la Virgen del Camino y Trobajo del Camino, salida del Camino Francés de León, y la verdad que es bastante fea esta salida.

Una vez en León, me acerco a la catedral y luego vuelvo a San Marcos para iniciar el Camino del Salvador, no sin antes tomar un cafelillo con pasiegos y entonar mi destemplado cuerpo en la cafetería El Peregrino. Al salir compruebo con satisfacción que ya no llueve.

Salgo de León teniendo como protagonista a su río, el Bernesga, que nos acompañará hasta el final de la etapa. Prosigo hacia Carbajal de la Legua, por un carril bici y al final por carretera. Al terminar el pueblo ya continuo por camino. Sin embargo aquí empieza el calvario, una serie de toboganes con el famoso barro arcilloso y unas pendientes muy pronunciadas. Mucha sesión de empujing con desgaste físico y también, en parte, mental porque veo que siempre se desciende al Bernesga y vuelta a subir, cuando se ve un estupendo camino por su vega. Entonces..., para qué subimos?



El Camino es así, a veces caprichoso, a veces a capricho de los hombres en el diseño de trazados. En esto estaba, entre empujing y empujing, que un peregrino caminante me adelantó tres veces. Iba más rápido que yo. Incluso en bajadas del 5% tenía que dar pedales, sino me detenía. El barro era tan descomunal y tan continuado que las pastillas de frenos quedaron algo tocadas. En La Seca sumergí la bici en el Bernesga para limpiarla, aún así el barro prácticamente no se suelta. El cambio chirriando y sufriendo.

Una vez en Cabanillas el tipo de firme empezó a cambiar para mi tranquilidad. Si bien, él desgaste físico ya estaba hecho. Llego a La Robla, después de sortear la central térmica y las obras del AVE, y devoro un bocata jamonero con tomate y dos cocacolas. Me dió energía suficiente para seguir hasta el destino planificado, la Pola de Gordon.


El paisaje de estos dos pueblos no es muy favorable con la térmica y las obras del AVE. Desde La Robla hasta Pola se va por un sendero en subida algo pedregoso muy agradable de circular con la doble.

Si no fuese por el barro, intentaría llegar a Busdongo, 20 kms más allá, ya que a las seis y media ya estaba registrado en el hotel. Hasta en las bajadas no recuperaba tiempo, había que ir despacio por lo resbaladizo del terreno. Posiblemente llegar a Busdongo fuera una machada, pero...

Mientras me registraba en el hotel, me fui un poco más allá a una gasolinera a darle un buen lavado a mi compañera y las alforjas. Así no podía entrar en la habitación.


Datos:
Distancia: 92,63 km
Ascensión Acumulada: 842 m
Tiempo en movimiento: 7:34:09
Velocidad media: 12,20 km/h


SALud desde Pola de Gordon

4 comentarios:

ariscal dijo...

magnifico Ignacio, ya te queda poco para entrar en Asturies, y dejar el barro arcilloso.
Muchos ánimos y tomate una sidriña a mi salud.
un abrazo

sainzajump dijo...

Hola Ignacio.

vaya etapa que te metiste con el día que estuvo; mucho ánimo
mañana el tiempo no acompaña, pero el domingo vas a tener buen día

rebekop dijo...

Pues ya estás en marcha ourensano.
Disfruta de tu camino y de la compañía de tus pensamientos.

Eligio Domarco dijo...

Valiente Calan. Ni todos los barros de esas tierras leonesas podrían detener tu carrera. Mientras yo tecleo, tu pedaleas. Animo y gracias por tu relato.